Bienvenidos a cuentos de pan y pimiento

Érase una vez un cuento de pan y pimiento, que olía a pan y sabía a pimiento ¿Qué no te gusta? Pues no te lo cuento. ¿Qué sí te gusta? Pues coge pan y come pimiento. Y colorín colorado el pan se ha acabado y el pimiento me lo he tragado.

Montse Domenech.
A %d blogueros les gusta esto: