Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/13/d459366733/htdocs/Cuentosdepanypimiento/wp-content/plugins/jetpack/_inc/lib/class.media-summary.php on line 77

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/13/d459366733/htdocs/Cuentosdepanypimiento/wp-content/plugins/jetpack/_inc/lib/class.media-summary.php on line 87

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /homepages/13/d459366733/htdocs/Cuentosdepanypimiento/wp-content/themes/Divi/includes/builder/functions.php on line 5840
RESEÑAS INFANTILES - Cuentos de Pan y Pimiento
EL CUENTO DE LA LECHERA

9788478646807_04_l

Este cuento me trae muy gratos recuerdos porque desde pequeña, a pesar de que mis padres no eran dados a contar cuentos antes de ir a dormir ni nada de eso, si que continuamente mi madre lo utilizaba como herramienta educativa cuando nos veía, a mis hermanas y a mí, imaginar demasiado y se nos despegaban los pies del suelo. Y es que en este cuento se transmiten grandes valores como es el apreciar lo que se tiene  y ser felices con ello.

La lechera va hacia el pueblo con su cántaro de leche mientras sueña con mejorar su estilo de vida, y no porque no le guste ser granjera, sino por tener más animales de los que disfrutar y ganar dinero. Finalmente, en el camino, se emociona con sus fantasías y acaba rompieron el cántaro y perdiendo la leche con la que iba a ganar dinero para tener cada vez más animales. Acaba contentándose por lo que tiene y decidiendo que continuar como hasta ahora también le aporta felicidad.

Personalmente es un cuento popular que me gusta mucho, por la añoranza que me aporta sobre todo. Su tema central me traslada a mi infancia y me hace revivir experiencias personales muy enriquecedoras a las que hoy día viven nuestro niños. Cuando yo era pequeña, en mi pueblo todavía se vendía la leche directamente desde las granjas de vacas y los vecinos nos despachaban en la puerta de sus casas llenando nuestras cantareras de leche, como niños que éramos no siempre llegaban llenas a casa,… ;P Además, considero que es un cuento que se está perdiendo y es una lástima, porque transmite responsabilidad, respeto hacia los animales y el oficio de granjero, así como instinto de superación y constancia. Bien es cierto, que a la niña se le acaba viniendo al traste su idea de negocio por tanto imaginar y desconectar de su tarea principal, pero debemos hacer llegar a nuestros niños y niñas  la importancia de la superación, del trabajo duro, el esfuerzo y el querer mejor personal y profesionalmente día a día. Así que os animo a que deis a conocer este fabuloso cuento popular entre los más pequeños de vuestros hogares.